La web para ser mejores padres
Síguenos en:

Mi hijo se toca …

Mihijosetoca
Alrededor de los 3 o 4 años, la mayoría de niños y niñas descubrirán zonas de su cuerpo que les producen una especial sensación de placer y es por ello que, poco a poco, y con mayor o menor asiduidad, comenzaran a tocarse sus genitales a la búsqueda precisamente de esta sensación placentera, comportamiento ante el cual son muchos los padres y madres que se inquietan y que no saben como actuar: ¿hay que reñirles?, ¿hay que distraerlos?, ¿se debe consentir esta conducta?

Afortunadamente hemos dejado atrás la época en que algunos padres y madres cuando sorprendían a sus hijos pequeños tocándose los genitales les gritaban: “¡No te toques!”, “¡Si te la tocas tanto te la cortaré!”, y otras frases por el estilo que, a menudo, no hacían otra cosa que provocar una sensación de angustia ante la reacción de sus padres por un comportamiento que, tanto los niños como las niñas, no imaginaban que pudiera ser malo, ya que les proporcionaba placer.

Actualmente la mayoría de padres comprenden que ésta no es la conducta a seguir, pero en muchos casos tampoco saben muy bien qué deben hacer en esta situación. Por un lado piensan que es normal que su hijo o hija juegue con su cuerpo y descubra el placer, pero por otro, no saben si este tipo de juegos va a ser perjudicial o debe tener un límite.

Veamos algunos casos extraídos de conversaciones con padres y madres de niños y niñas de esta edad:
  • Vanessa tiene 4 años. Desde hace unos meses se sienta a caballo en el brazo del sofá y se mueve lentamente adelante y atrás. Puede estarse así un buen rato, hasta que se cansa o se aburre y cambia de juego. A sus padres no les inquieta especialmente esta conducta, pero les preocupa que lo haga delante de las visitas o de otros miembros de la familia.
  • Jaime tiene 5 años, cuando cree que nadie le mira suele introducir las manos en los bolsillos de los pantalones y se toca los genitales a veces de forma algo aparatosa. A veces, sin darse cuenta, también lo hace cuando lee un tebeo o mira la televisión.
  • Susana tiene 6 años. Por la mañana, al salir de casa y mientras su padre llama al ascensor, pone las piernas entre los barrotes de la escalera e inicia un ligero movimiento de fricción. Aunque sólo dura unas decenas de segundos hasta que llega el ascensor, a su padre se le hacen interminables.
¿Por qué se tocan?

En general los niños y niñas se tocan por placer, por aburrimiento y también por curiosidad. Niños y niñas exploran su cuerpo y aprenden de las diferentes sensaciones que éste les produce. Ello no debe conducirnos a pensar que niños y niñas se tocan “por vicio” o de una manera perversa, más bien todo lo contrario: la necesidad de conocer y explorar el propio cuerpo es connatural al mismo proceso de crecimiento, y esta exploración se desarrolla en mayor medida cuando la actividad produce una cierta dosis de placer.

De hecho, niños y niñas experimentan placer genital desde su nacimiento. Así, los niños tienen erecciones de la misma manera que a las niñas se les lubrifica la vagina en numerosas ocasiones a lo largo de toda su infancia.

En el caso de los niños se produce además el hecho de que el descubrimiento de la erección no tiene que ver sólo con el placer, sino con la curiosidad de ver como una parte del propio cuerpo cambia de tamaño en determinadas situaciones, lo que facilita todavía más la asimilación a un juego de esta peculiaridad fisiológica.

Por todo ello, el hecho de que los niños y niñas de estas edades se toquen, jueguen e investiguen sobre el sexo o su sexualidad debe ser considerado como absolutamente normal a todos los efectos.

Cosas que debemos saber sobre la sexualidad de los niños y niñas de estas edades:
  • Al igual que otras actividades normales en el mundo del niño, estos juegos pueden ser nocivos sólo cuando son practicados en exceso, es decir, cuando fomentan el aislamiento o provocan irritación en los genitales. El tocarse sólo es patológico cuando vemos que produce angustia en lugar de eliminarla, y si produce angustia, habitualmente es debida en mayor medida a la actitud de los adultos que a cualquier otra causa.
  • No es correcto hablar de masturbación a estas edades, ya que la masturbación en el mundo del adolescente o del adulto tiene una serie de connotaciones que no son aplicables a esta edad.
  • En todo caso podemos hablar de erotismo, de autoerotismo o de los juegos eróticos de los niños y niñas, referencias todas ellas más ajustadas a como los niños y niñas descubren y viven su propio placer.
  • Los niños y niñas de esta edad se encuentran todavía volcados en si mismos, por ello sienten especial curiosidad por su propio cuerpo y por las diferencias entre los genitales de uno y otro sexo.
  • También es el momento en que consolidan la convicción sólida de ser niño o niña.
  • En esta edad, niños y niñas imitan algunas conductas de los adultos, especialmente en cómo un sexo se relaciona con el otro o en cuáles son las tareas domésticas que desarrollan padre y madre.
  • Dicen palabrotas o hacen referencia a temas sexuales como un juego.
  • Hacen las primeras preguntas sobre algunos temas sexuales como puedan ser la diferencia entre sexos o el propio origen.
  • Miran por debajo de la ropa a sus compañeros/as de juegos y a los/as muñecos/as.

En resumen, niños y niñas aprenden y viven su sexualidad como algo normal en la medida en que los adultos también la asumimos con normalidad: no como algo sucio o feo, sino como algo que forma parte del correcto proceso de crecimiento de cualquier individuo y que le va a permitir incorporar progresivamente una serie de actitudes, comportamientos e informaciones que le ayudarán a desarrollarse como un ser sexuado, sano, y con capacidad de disfrutar cuando sea adulto de una vida sexual gratificante.

Pere Font
Psicólogo. Director del Instituto de Estudios de la Sexualidad y la Pareja

  

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado, te agradeceríamos que lo compartieras y nos ayudaras a darlo a conocer. Muchas gracias.

PinIt

14 comentarios en “Mi hijo se toca …

  1. Susanacontrerasp

    Mi hija tiene 9 años y recién a comenzado a tocarse su vagina…no me ha dicho nada pero la he descubierto un par de veces cuando se mete en su cama… Estoy preocupada porque sé q eso se hace cuando más pequeños , pero no sé si es normal también a esta edad.. Hace un par de días la vi y aún no he enfrentado el tema ya que no sé q decirle. Espero me puedan ayudar

    • Redacción

      Hola Susana, el secreto de una buena corrección es que se haga detectando necesidades y desde un punto de vista respetuoso y nunca sancionador o culpabilizador. Tu hija seguramente hace lo que hace porque siente curiosidad. Además, dices que recién acaba de empezar a hacerlo. Antes de empezar a preocuparte, quizás deberías coger un buen libro infantil sobre educación sexual y tener con ella una conversación sobre el sexo y la afectividad. Trasmítele con naturalidad la trascendencia del sexo y el amor. Ella hará sus propias conclusiones. Pero insistimos, el secreto es formación y naturalidad. Tan solo debes conducir la incipiente curiosidad de tu hija que por otro lado es una excelente manera de educar su sexualidad de forma sana y afectiva. Cuando ocurren estas cosas hay que APROVECHAR para enriquecer a nuestros hijos y no ASUSTARNOS porque es nuestra actitud la que marca la diferencia entre hacerles crecer o bloquearlos. Un abrazo!

  2. Lore

    Hola. Soy una mama soltera, tengo un hijo de 4 años y una hija de 11. Mi hijo empezo a tocarse el pene hace varios meses, aunque nunca le dije nada elige hacerlo solo cuando nadie lo ve (o cuando cree que nadie lo ve). Algunas veces quiso tocarme el sexo, le hice notar de buenas maneras pero con firmeza que a mi no me gustaba y finalmente me dejo tranquila. El problema es que hace unas semanas aparentemente (esto paso mientras yo estaba trabajando, los estaba cuidando la señora de la limpieza) intento tocar a su hermana, ella se descontrolo, le grito y le dio un par de cachetadas. Hable con mi hija para que en casos como ese trate de controlarse pero el daño ya esta hecho. Ahora se lo ve asustado, trata se esconderse de las dos y se resiste a que lo vista o que lo bañe. Mi pediatra me dijo que continue actuando como si nada hubiera pasado pero no veo ninguna mejoria. La maestra del jardin me dice que lo ve un poco mas retraido pero aparentemente de ella o de los otros chicos no se esconde. Mi hija acepta lo que le digo pero no quiere ni acercarse a su hermano. Como se puede manejar esta situacion para que mi hijo recupere la confianza pero a la vez respete la intimidad de mi hija?

    • Redacción

      Hola. Nuestra recomendación va por la línea de tu pediatra: actúa con naturalidad y dale tiempo para madurar. Tu hijo solo tiene cuatro años por lo que debes entender que todo lo que hace está impulsado por su curiosidad natural y por la fase madurativa por la que está pasando, por lo que no hay ninguna maldad. Y para que siga así y no piense cosas negativas del sexo, debes corregirle con cariño, siempre dándole explicaciones desde el punto de vista del afecto y con explicaciones de un niño de cuatro años.
      Incluso a un niño tan pequeño se le puede enseñar la intimidad de las personas: dando ejemplo. Tratad que vea siempre a tu hija y a ti llamar a las puertas antes de entrar, pedir permiso antes de coger algo ajeno…

      Lo importante es que no le sermonees, ni le castigues sino que le enseñes con cariño la conducta positiva cuando su comportamiento ha sido negativo. Incluso puedes inventarte ejemplos de trasgredir y respetar la intimidad con algún peluche o muñeco suyo. Es más fácil que lo entienda así que con el ejemplo de su hermana. Un abrazo!

  3. Adriana

    Buen dia, mi hijo de 5 años tiene erecciones en varias ocasiones durante el dia y le molestan de tal manera que me muestra su pene erecto y me dice que siente “azúcar” (entiendo que es como arenita o algo que sucede mientras tiene asi su pene) lo quise tocar para explorar y ver si veo alguna otra anomalía y en cuanto lo hago se quita su erección y después de un rato vuelve a suceder. Me preocupa y me interesa saber si es normal o tengo que llevarlo al pediatra para que lo valore. Que debo hacer cuando suceda eso ?

  4. maria

    Hola ¿qué tal? mi hijo ya ha superado la etapa de tocarse, la cual empezó a los 6 años. Aunque no se lo prohibía, si le decia continuamente que se lavara las manos y en casa, pues por último sacaba el pene en cualquier lado y se reía. Ahora con 7 años, ya ha dejado de tocarse, pero no para de tocarme a mi el sexo, los pechos etc.. y reirse diciendo ( te toqué esto.. te toqué lo otro.. suelo dejarlo a ver si se le pasa, pero a veces resulta pesado y me tengo que enfadar. ¿Cual es la respuesta a la situación? si pudieran ayudarme les agradecería. Pues su padre no opina como yo. Atentamente, María

    • Elena

      Hola Juani: No podemos hacer aquí una consulta con tu comentario pero sí te diremos algo importante: la curiosidad innata de nuestros hijos por el sexo es sana y connatural a su naturaleza humana pero los padres debemos educarla para que vaya pareja con la educación de la afectividad. Sexo y afectividad deben evolucionar juntos. Sentirla así les permite a nuestros hijos ubicarla en un contexto más seguro, significativo y trascendente, por lo que ya no será tan necesario utilizarla para llamar la atención u otros fines. Te recomendamos un buen libro sobre este tema: “Hablemos de sexo con nuestros hijos“, de Nieves González, editorial Palabra. Un abrazo!

  5. Vane

    Mi hijo hace ya un par de meses que no deja de tocarse su pecho… suele ser siempre del mismo lado, y se intensifica si no tiene remera puesta (por otro lado, ODIA no usar remera! así haga muchisimo calor, no quiere que se la saquemos, y tiene el ejemplo de mi marido que en esos casos, estando en casa, se queda en cueros…) .
    Se mete la mano tanto por arriba como por abajo de la remera, todo es válido para tocarse. Sus genitales los toca, pero muy pocas veces, no es tan frecuente como lo otro. Ya tiene completo control de esfinteres.
    Tiene 3 años y la verdad que ya no sabemos que mas hacer, porque además de que la situación nos disgusta, también toda su ropa queda estirada por esta conducta!
    Que consejo me pueden dar?? Gracias!

    • Elena Roger

      Querida Vane, no entendemos por qué te disgusta que se toque el pecho o quizás no hemos entendido tu consulta. Puedo entender que te asuste o moleste que se toque los genitales pero no el pecho. Sí entiendo que te moleste que se deforme la ropa pero en estas circunstancias es un mal menor, es decir, con 3 años es normal que se ensuecie la ropa, que se la rompa o se la deforme. Es algo que conlleva la edad. Además, darle demasiada importancia, reñirle por este tema, castigarle o sencillamente amonestarle solo conseguirá reforzarle la conducta. Las conductas negativas, si no se las refuerza,acaban extinguiéndose con el tiempo.

      ¿Has pensado si es posible que le pique el pecho y actúe por este motivo de esta manera? Nosotros te aconsejamos que descartes un problema físico (erupción, picor…), que no refuerces con tu atención, aunque ésta sea negativa, su conducta y que le des tiempo para que extinga la conducta. Distráelo cuando se toque el pecho pero sin que haya consecuencias negativas. Recuerdo un caso parecido al tuyo en que una madre, para distraer a su hijo porque se tocaba los genitales al acostarse, cada día por la noche le hacía un masaje en la manita. El niño sustituyó su rutina de tocarse los genitales por el masaje en la manita. un abrazo!

      • Vane

        Creo que no me expresé correctamente, quizás por la diferencia en cómo se llama a las cosas en los distintos países de habla hispana… lo que se toca constantemente es la tetilla (por lo general una sóla de ellas). No parece tener nada anormal, no hay ninguna erupción ni nada por el estilo, pareciera más que es algo que le causa placer hacerlo… Gracias!

        • Elena Roger

          Querida Vane, gracias por la aclaración. De todas formas, te seguimos diciendo lo mismo: a esta edad buscar la gratificación física es un comportamiento normal, al igual que tocarse los genitales, que si no lo refuerzas con tu atención acabará pasando al mismo tiempo que tu hijo madura. Distráelo con cariño y dale tiempo para madurar y pasar a una etapa superior. Tu actitud es la solución. Relájate y entiende que es un comportamiento puntual relacionado con la edad madurativa de tu hijo. Un abrazo!

  6. kamaleopardo

    Hola.
    Mi hijo tiene 2 años y 2 meses y desde que dejo de tomar el pecho de la madre hace 2 meses se toca el pene y la cola, se saca el pito fuera del pañal y se hace pis ya sea en la cama, el piso o donde este, ademas se toca y se lleva la mano a la boca. Se hace caca y se mete la mano dentro del pañal tocándose y luego se lleva la mano a la boca también.
    No sabemos que hacer porque no es una conducta que nos guste ya que lo hace tanto en publico como en casa, con o sin visitas.
    Tratamos de hacer que avise cuando quiere orinar o hacer caca pero no logramos que nos avise. Tratamos de ponerlo con una pelela y nada.
    La verdad es que ya no sabemos qué hacer. La pediatra dice que es normal pero no podemos salir en público porque nos hace pasar muchísima vergüenza que haga todo eso delante de la gente.
    Como podemos hacer para que deje de hacerlo y que aprenda a hacer en la pelela?

    • Elena Roger

      Nosotros opinamos igual que tu pediatra. Dale tiempo para madurar, no lo agobies con correcciones, y mucho menos negativas, porque conseguirás el efecto contrario: que le guste llamar tu atención o que se sienta mal consigo mismo. Lo que hace es normal y no tienes que castigarle ni reñirle, tan solo sacarle la manita al tocarse y decirle “no”, con cariño. Nada más. Si tanto te avergüenza su comportamiento, evita salir en publico o explícale a tus amigos que es un comportamiento normal, que pasará con su maduración. No hace nada malo. El problema está en los adultos, no en él. Un abrazo!

Deja un comentario