La web para ser mejores padres
Síguenos en:

Educar en el buen uso del dinero. Consejos Prácticos

consejos prácticos
Quiere ropa que sea de marca, está empeñado en que le compres una moto, no para de pedir. Son síntomas claros de un problema y la solución no es exclamar que los jóvenes de hoy lo quieren todo. Es una manifestación clara de que la educación de vuestros hijos tiene una laguna importante que exige que os pongáis a la tarea cuanto antes.
¿Qué hacer si no cumple con sus tareas domésticas?

 

  • En principio hay que intentar que cumpla con sus encargos por medio de la persuasión, ayudándole, recordándoselo para que no se olvide, proponiéndole encargos que estén al alcance de sus habilidades, dándole alguna oportunidad para rectificar, etc. Pensemos que el objetivo es acostumbrarlo a hacer frente a sus responsabilidades.
  • No obstante, esporádicamente, y de un modo especial si ya tienen más de 13 ó 14 años, vale la pena avisarles de la privación de la parte proporcional de su sueldo. Es muy importante no sancionarlos con la privación total de su paga si su negligencia se redujo a alguna de sus tareas y no a todas ni todos los días. No hacerlo así atentaría contra su sentido básico de la justicia.
  • No puede quedarse sin paga por motivos que no sean faltar a sus responsabilidades domésticas. Si ha actuado con desconsideración, si ha llegado muy tarde, si ha mentido, etc., buscad otro tipo de consecuencias lógicas.
  • Procurad no darle más dinero del que habíais pensado ni comprarle algo por más que insista. En todo caso animadle a ahorrar para conseguirlo. Pero sobre todo, que lo que hagáis sea de común acuerdo. No hay nada más negativo que la actitud permisiva de uno de los progenitores que da dinero extra a su hijo saltándose impunemente los acuerdos previos.
  • Un capítulo que suele entrañar cierta polémica con algunos adolescentes y preadolescentes es la compra de ropa. Quieren que sea de ciertas marcas y de ciertas características. Puede ser recomendable que cada temporada se fije una cantidad de dinero para la compra de ropa para cada uno de los hijos, proporcional al poder adquisitivo de la familia y evitando exageraciones. A partir de dicha cantidad se podría dejar que tomara algunas decisiones sobre cómo gastarla aunque al principio podríamos asesorarles. Quedará evidente que si las prendas son muy caras se podrán comprar menos y al revés.
  • Es muy importante que una vez decidida la cantidad disponible para la temporada, no se les dé más dinero salvo accidentes muy imprevistos. Ceder en este punto hará ineficaz todo lo demás.
  • Es deseable hablar de cuestiones económicas delante de ellos, en especial de las razones que nos inducen a comprar unas cosas y no otras, de cómo ahorramos para conseguir algo, de en qué gastamos el dinero, de por qué no compramos determinadas cosas que quizá podríamos comprar, etc.
  • Cuando sea momento de hacer un regalo, recordárselo y darle ideas. Avisarles de oportunidades para hacer donativos en campañas solidarias y valorar con ellos la fiabilidad y eficacia de los posibles promotores.

José María Lahoz García
Pedagogo (Orientador escolar y profesional),
Profesor de Educación Primaria y de Psicología
y Pedagogía en Secundaria

 

  

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado, te agradeceríamos que lo compartieras y nos ayudaras a darlo a conocer. Muchas gracias.

PinIt

Deja un comentario