La web para ser mejores padres
Síguenos en:

Cómo NO animar a la lectura a tu hijo de primaria: consejos prácticos

Tu hijo no coge un libro ni por casualidad y los libros que le recomiendas con todo tu amor se quedan en un rincón de su habitación. Seguro que lo has intentado todo: te has sentado cada día en el sofá con un libro aunque leer no te apasiona, le has ofrecido algo de dinero si termina esa novela que arrastra desde el verano, intentas fomentarle su interés por la lengua haciéndole buscar palabras en el diccionario, pero no hay manera. ¿Has pensado que quizás ese no es el mejor camino a seguir para potenciar el hábito lector en tu hijo de primaria?

 

  • Desde que tu hijo es pequeño, prácticamente desde que nace, fomenta en tu casa el ambiente de lectura. Sin esfuerzo ni intención, tu hijo aprenderá a respetar y disfrutar los libros y, en cuanto sea capaz, intentará imitaros y os pedirá que le enseñéis a leer.
  • Compartir con él momentos de lectura. Reservad un poco de tiempo para dialogar más tarde con él y poder disfrutar juntos de lo último que ha leído tu hijo.
  • Si no le gusta un tema concreto, respetadlo. Ofrecedle alternativas. Está empezando e irá descubriendo poco a poco los temas que le gustan más. Como en todo, hay que respetar sus gustos, intentando evitar que se anquilose en un solo tema.
  • Intentad no poner emotividad ante los desplantes y desprecios que vuestro hijo pueda haceros, aunque sea lo natural y lo que os sale de dentro. Si no quiere leer ese libro que le estáis ofreciendo, recogedlo con discreción y pensad que aún no está preparado para leerlo sólo como un adulto. Seguid haciendo actividades de animación a la lectura y lo intentáis unos meses más tarde.
  • No le desmotivéis reprochándole sus fallos. La lectura es un proceso complejo y lento. La correcta vocalización, la rapidez, la comprensión, llegarán si lo animas a leer y le alabas los pequeños progresos que hace cada día.
  • Alterna los momentos de lectura en solitario con la lectura contigo. Puedes sentarte a su lado e ir leyendo en voz alta a medida que él reconoce en silencio las palabras que tu estás pronunciando en esos momentos.

 

Pablo Pascual Sorribas
Maestro, licenciado en Historia y logopeda

  

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado, te agradeceríamos que lo compartieras y nos ayudaras a darlo a conocer. Muchas gracias.

PinIt

Deja un comentario